Image Image Image Image Image

© Copyright 2012 Catalina Ramelli Prati | RSS | Email

 

Scroll to Top

To Top

Consciencia

Consciencia viene del latín cum scientia y significa literalmente: con conocimiento.

La conciencia es esa parte de nosotros que sabe que hay algo más allá de las apariencias mundanas orquestando el funcionamiento de todo lo que existe. Tener conciencia es literalmente darse cuenta de la naturaleza de las cosas, de los motivos de los demás, de la esencia divina en cada persona, animal, planta y mineral.

Cuando adquirimos conciencia sobre algo, lo comprendemos, deseamos respetarlo y cuidarlo. Ella nos hace cultivar las virtudes más elevadas: la paciencia, la confianza, el discernimiento, la esperanza, la perseverancia y el perdón entre otras; y las virtudes son aquello de lo cual se compone lo más sublime que podemos concebir.

El camino espiritual de cada uno, sin importar su forma, es el de la expansión de la conciencia, que nos lleva directo a la experiencia de la divinidad aquí en la tierra.

conciencia1-2vx92qrh63ttf9c67hj2f4

Este camino espiritual es el del autoconocimiento.

Conciencia se define en general como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno.

Al conocernos a nosotros mismos adquirimos conciencia de la naturaleza de la humanidad, tomamos responsabilidad por los sucesos de nuestra vida, y de esta manera llegamos a conocer las reglas del juego para saber como llegar a ser más felices, prósperos y saludables.

Todos estamos recorriendo un camino de aprendizaje, sin embargo podemos elegir el tipo de lección que deseamos para cada enseñanza. Podemos aprender a través del dolor y las experiencias amargas o podemos hacerlo a través del amor, cultivando conscientemente las virtudes más elevadas y emprendiendo este camino de autoconocimiento. Es decir que si separamos tiempo en nuestra vida para estudiarnos, para aprender de los sabios y maestros y para poner en práctica todo aquello que nos conecta con nuestra esencia, iremos más rápido y el camino será más placentero.

No importa cómo lo hagamos: a través de la práctica de rituales religiosos, a través del estudio de la sabiduría ancestral, de la meditación, la oración, con herramientas de la nueva era, siguiendo a un maestro o solos y en silencio; lo importante es otorgar un espacio en nuestra vida para el desarrollo de la conciencia. Este aspecto nos completa, nos hace más saludables y felices, nos conecta con nuestra verdadera esencia que es puro amor y luz.

Para ser íntegro y completamente saludable, debemos nutrir y cuidar cada uno de los cinco aspectos que nos componen como seres humanos: cuerpo físico, cuerpo sutil, emociones, mente y conciencia.

Si todavía no haz abierto este camino en tu vida te invitamos a que comiences ahora a expandir tu conciencia. Conéctate con tu esencia para que llegue a ti aquello que va a nutrirte, enseñarte, sanarte y llenarte de alegría.

En este espacio para la conciencia, Abre-tus-Alas acoge todas las corrientes de sabiduría espiritual, que nos conectan con nuestra esencia, respetando su forma y origen. Aquí encontrarás una variedad de artículos con un profundo valor espiritual que te proporcionarán herramientas para enriquecer tu vida y ser cada día más feliz, próspero y saludable.

¡Me comprometo a cultivar mi consciencia! Quiero inscribirme para recibir artículos, tips y recursos gratuitos. Suscríbete a la derecha de la página. 

 

Foto de www.free-wallpaper-download.com/